10 junio, 2021 en Novedades

Argentina está presente en la 109ª Conferencia Internacional del Trabajo

El ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, y el representante del sector sindical y secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez, expusieron en la segunda sesión plenaria de la Conferencia Internacional del Trabajo 2021, que por primera vez en su historia se realiza en modalidad virtual. Participan más de 4.300 delegados de 175 países.

«Hemos asumido el compromiso de proteger el empleo y los ingresos de los trabajadores», dijo Claudio Moroni, ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina, en su discurso de la sesión plenaria de la 109ª Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), realizada ayer de manera virtual con la participación de más de 4.300 delegados de 175 Estados miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Agregó: «Por la vía del diálogo social y con este mismo espíritu tripartito, abordamos el compromiso de establecer el Consejo Económico y Social (CES) con la colaboración de la OIT», y destacó la ratificación del Convenio núm. 190 sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo.

El ministro detalló distintas medidas diseñadas e implementadas por el Gobierno argentino para la protección de trabajadores y empresas, así como herramientas específicas de asistencia estatal, como el Ingreso Familiar de Emergencia y el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, entre otras políticas. Respecto a la seguridad y salud en el trabajo, el ministro Moroni señaló: «Establecimos que, durante la emergencia sanitaria, la COVID-19 sea considerada como una enfermedad profesional no listada y promovimos, con el diálogo social, la elaboración de protocolos de seguridad cuya implementación tuvo efectos notables para evitar contagios en los lugares de trabajo».

Por su parte, el representante del sector sindical y secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez, se refirió a la necesidad de consensuar «un nuevo contrato social que garantice el desarrollo económico con justicia social, donde nadie quede atrás». Al respecto, afirmó: «Hoy Argentina necesita de este nuevo pacto social, que tenga como centro a las personas y como objetivo a la justicia social para nuestro pueblo». Martínez recordó las desigualdades y déficits de trabajo decente en la región de América Latina que ya existían con anterioridad a la pandemia, con énfasis en el desempleo, la falta de protección social y las persecuciones y violaciones a la libertad sindical. «Solo el diálogo tripartito garantiza la paz social», declaró.

Martínez, al igual que Moroni, también se refirió a la creación del Consejo Económico Social, al cual consideró «una iniciativa esperada y aplaudida por la sociedad en su conjunto». En esa línea, el referente sindical expresó: «El diálogo económico como política de Estado es una llave maestra para resolver nuestros problemas. La concertación política nos da la perspectiva de desarrollo, crecimiento con justicia social y cultura del trabajo».

Apoyo

La directora de la Oficina de País de la OIT en Argentina, Yukiko Arai, destacó las intervenciones de Moroni y Martínez y puso énfasis en «el compromiso de la Organización para acompañar y apoyar a los esfuerzos de los mandantes para crear juntos una nueva y mejor normalidad post pandemia». De acuerdo con Yukiko Arai, «los discursos de ambos delegados reflejan con claridad las prioridades y desafíos que enfrenta el país».

La CIT, que por primera vez se lleva a cabo de forma virtual a causa de la crisis generada por la COVID-19, tuvo ayer el inicio de las sesiones plenarias, a cargo del Director General de la OIT, Guy Ryder, ante las y los delegados internacionales. Reconoció los esfuerzos y el compromiso de los gobiernos por hacer todo lo necesario para superar la crisis sanitaria y mitigar sus consecuencias económicas y sociales.