21 septiembre, 2020 en Novedades

Ramiro Requejado: “La gente que trabaja en gastronomía me genera mucho respeto”

Desde Tierra del Fuego, el presidente del grupo Gastronómico Tante Sara charló con la dirigente Cynthia Berardi, en el Ciclo por Instagram Live “Entre Colegas”. Puso el acento en los valores como eje de su empresa, en el respeto por el personal y por la calidad de servicio. El lunes 21 de septiembre, Carlos Gutiérrez García, de La Biela, es presentado por Daniel Prieto.

Ramiro Alberto Requejado Carrere preside el grupo Gastronómico Tante Sara, que posee en la actualidad cinco establecimientos en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Con predisposición y claridad de conceptos, charló por la cuenta de Instagram Live de FEHGRA con Cynthia Berardi, empresaria hotelera y gastronómica, representante de la Filial FEHGRA San Luis, una de las entrevistadoras en el Ciclo “Entre Colegas”.

Tercera generación

Porteño, casado con Natalia y padre de dos hijas, Sofía y Delfina, Ramiro Requejado explicó que su abuelo Luis puso la piedra fundacional de la empresa hace 43 años al instalar Tante Sara, una pastelería artesanal que se hizo rápidamente conocida por sus medialunas elaboradas a partir de las recetas de la repostería alemana de su esposa, Sara Klaus. “La llegada de mi abuelo a Ushuaia fue un desafío, había muy poca gente. Comenzó su actividad gastronómica en el Hotel Antártida, que era de su tío. Tenía historia en el sector porque su padre había sido hotelero. Ahí empezó a elaborar las medialunas que se hicieron famosas en la ciudad”. En 1975, su abuelo se traslada a la Ciudad de Río Grande y, sin saberlo, comenzó a dar los pasos de lo que se transformaría en una gran empresa gastronómica de Tierra del Fuego. Sin embargo, su abuelo falleció joven, y para seguir la posta su papá decidió dejar su carrera militar para radicarse en Ushuaia con su familia y seguir la empresa familiar: “Nos vinimos cuando tenía 14 años”, dijo Ramiro, y recordó tiempos anteriores cuando visitaba a sus abuelos para las vacaciones: “Sus medialunas eran tremendas, él era fanático de las medialunas. Me acuerdo que me paraban en un banquito y me ponían a romper huevos. Hoy no pueden entrar niños a las cuadras, pero antes era como estar en nuestra casa. Mi papá decía que la cena era una reunión de directorio, porque todos opinábamos… Soy la tercera generación, continúe un poco sin darme cuenta, busqué hacer otras cosas, incluso nos fuimos de Ushuaia, pero en un momento empecé a querer volver a la actividad. En el ´97 me vine para empezar a hacer mi camino dentro de la empresa familiar, bajo el paraguas de una marca que ya tenía valores en la sociedad de Tierra del Fuego”.

Valores familiares

Dijo que gracias su papá empezó de abajo, haciendo de todo: “Teníamos solo la pastelería, con 12 empleados. Pude entender todo. Y es bueno para el equipo de trabajo, sos uno más, y creo que son las bases que te permiten después pensar en hacer otras cosas. Te permiten entender lo difícil que es este trabajo, el sacrificio que impone, hay que entenderlo, respetarlo y valorarlo”. Sobre su padres, dijo: “Rescato los valores que me dieron, el respeto a la gente, al equipo, a lo que hacemos, al servicio y, en lo personal, mi viejo me dijo al principio todos te van a respetar porque sos mi hijo, pero después lo que hagas depende de vos. Y eso lo entendí, ganarte el respeto desde lo que haces es fundamental”. “Todo lo que vas haciendo, te define”, coincidió Cynthia Berardi. Ramiro Requejado agregó: “Mi mamá es la que marcaba el rumbo en temas de calidad, es una genia, es tremendamente respetada acá por la producción y la calidad. Somos muy exigentes porque entendemos que es la base. De mi viejo aprendí sobre la gestión y los procesos, la tranquilidad, pensar en frio”.

Valores del Rugby

Otra de sus pasiones es el rugby. Durante más de 25 años jugó a este deporte, que dice fue fundamental en su formación a través de los valores que pregona: “Me enseño muchísimo y me formó, aplico muchos de estos valores en la conducción de equipo, el respeto por lo que haces y cómo lo haces, la solidaridad, el compañerismo. El espíritu de sacrificio, si te golpean tenés que seguir. Si algo sale mal, se habla después, tranquilo. El éxito es de todos, pero el error también es de todos. A veces pienso que hubiera sido yo si no hubiera jugado al rugby. Cómo sos en la cancha, sos en la vida, y eso se ve”.

Amalgama el rugby con la gastronomía, poniendo como una especie de nexo a dos palabras, esfuerzo y pasión: “La gastronomía es adrenalina y empezás de cero todos los días. El que no lo entiende así, la va a sufrir, no te podés relajar, estás rindiendo examen todo el tiempo. No se puede sufrir la gastronomía, la tenés que disfrutar, ponerle pasión. El que está acá es por pasión. La gente que trabaja en gastronomía me genera mucho respeto, deja a su familia feriados, fiestas, fines de semana, es un rubro muy sacrificado”.

Experiencia de vida

En 2000 tiene su primera experiencia abriendo un local gastronómico, Tante Sara Pizza & Pasta, y un año después le tocó el turno a Café Bar Tante Sara: “Así me introduje definitivamente en el mundo gastronómico y, a partir de ahí, tuve diferentes experiencia que me fueron formando”. Hoy la marca tiene cuatro establecimientos en Ushuaia, Tante Sara Cosas Ricas, Café Bar Tante Sara, Christopher Grill y Cerveza, El Mercado -que abrieron en 2018 y buscan conectar con los sabores tradicionales de la gastronomía argentina-, y otro en Río Grande, Tante Sara.

Ramiro tiene dos socios, y ambos fueron sus empleados: “Les propuse ser parte, es un orgullo, son tremendamente capaces, personas que entienden las responsabilidades y el compromiso con la calidad, con la vinculación con los equipos y los clientes. Plata se consigue en todos lados, pero valores y principios, no. Buscamos que los que laburan con nosotros estén en esa línea. Y creo que ese va a ser un modelo, si hay un crecimiento mañana, cuando pase todo eso”

Imposible no hablar de la crisis producto de la pandemia por COVID-19, que afecta tanto al sector: “Es muy difícil, tenemos entre 120 empleados… Lo que más nos preocupa es eso, y la incertidumbre de todos estos meses. Soy de darle para adelante, no quiero que me gane la ansiedad. Hay locales que tenemos cerrados. Armamos en tiempo récord la tienda online y la verdad es que está buenísimo. Nunca pensé que iba a vender sándwiches de miga online”. Explicó que la empresa que maneja las redes sociales de los establecimientos los había asesorado sobre la importancia de avanzar en este área: “Son nuevas tendencias, he aprendido muchísimo, abrí la cabeza, pensé en qué busca la gente. Si todo está bien, tal vez no pensás en hacer otras cosas. Pero esta situación nos obligó”.

Tierra del fuego es un destino turístico muy posicionado, en donde se destaca especialmente la gastronomía: “Tenemos una gastronomía increíble, con productos muy buenos, cordero, centolla, merluza negra, por nombrar los más emblemáticos, pero sin el turismo es muy difícil sostenerlos. Los restaurantes de este estilo están trabajando a un 20%, el tema es esperar, aguantar, y es muy difícil reinventarse en esta situación”.

Con Cynthia Berardi compartieron la experiencia de capacitarse en el Basque Culinary Center, de San Sebastián, España, a través del Programa de FEHGRA. Fueron en distintos años, pero comparten los mismos recuerdos: “La experiencia es increíble, impresionante su infraestructura. Fui con mis socios, Mariano y José. Visitamos la empresa Rational también. Aprendimos mucho, lleva tiempo procesar tanta información, pero lo aprovechas en el día a día. Me impactó la importancia que le dan a la materia prima local, que nosotros acá en Ushuaia lo hacemos. No me sorprendieron mucho los restaurantes, pero sí la comida que nos sirvieron todos los días en el Basque, el amor que sienten por la gastronomía, cómo la cuidan y cómo la presentan”.