5 noviembre, 2014 en Novedades

Se realizó el curso de Manipulación Higiénica de Alimentos

Con muy buen suceso y 24 alumnos, se llevó a cabo un nuevo curso de formación, organizado por la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bahía Blanca, presidida por el doctor Francisco Costa. Fue dictado por el Departamento de Capacitación y Formación Profesional de FEHGRA.

Open uri20150504 35738 639frv?1430785040

El Acto de apertura y bienvenida -en representación de la Comisión Directiva- estuvo a cargo del director Ejecutivo de la Filial, TST Silvio Rauschenberger. La capacitación referida a “Manipulación Higiénica de Alimentos” fue dictada por la docente de FEHGRA, licenciada Verónica Constantino, quien abordó distintas temas referidos a: “La manipulación de alimentos”, “Los microorganismos”, “La transformación de la materia prima en producto alimenticio”, “Condiciones Higiénico – Sanitarias del Establecimiento”, e “Higienización – Limpieza y desinfección” y “”Legislación y Normativa vigente” entre otros. Asistieron empleados y representantes de distintos establecimientos gastronómicos y hoteleros locales, como así también jóvenes que cursan gastronomía en el Centro de Formación Profesional 402.
Impartir e impulsar acciones de capacitación, y contribuir al desarrollo profesional de los empresarios son algunos de los principios rectores de la Asociación.
El curso se desarrolló el 22 y 23 de octubre, en el Hotel Argos.

Fundamentación de la Capacitación
El temario desarrollado comprende aspectos fundamentales a tener en cuenta para lograr una adecuada calidad bromatológica y nutricional de los alimentos.
•    Sistematizar el aseguramiento de la calidad, tienen que estar necesariamente relacionado con la aplicación de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), código de acción y conducta desde las distintas etapas del proceso de producción y elaboración de los alimentos.
•    Los servicios gastronómicos requieren para esta tarea personal adiestrado en los procedimientos preventivos de manejo higiénico de los alimentos.
•    La contaminación de los alimentos tienen efectos  económicos sobre los establecimientos dedicados a su preparación y venta, si se presenta un brote de enfermedad transmitida por alimentos (ETAs), pierden confiabilidad.