6 abril, 2021 en Novedades

Filial Villa Carlos Paz: Adiós, Alberto Esrequis

Con gran pesar, la Filial presidida por Leonardo González comunica que el sábado 27 de marzo falleció el arquitecto Alberto Esrequis, ex Presidente de la Filial Villa Carlos Paz y reconocido empresario hotelero y gastronómico. Casi dos décadas de vocación dirigencial compartió con quienes tuvieron la dicha de conocerlo, expresan.

Alberto Esrequis fue un gran dirigente y referente para la filial durante años, participó de diversas Comisiones Directivas desde el 2001 hasta el 2005, durante el 2006 fue Presidente de ASHOGA, y desde el 2009 hasta el 2015 participó de la Comisión Revisora y Fiscalizadora Institucional y desde el 2015 hasta al 2018 formó parte nuevamente de la Comisión Directiva.

En la entidad no solo aportó su tiempo sino también colaboró donando los honorarios profesionales para la refacción de la Institución y la Inauguración del Salón Centenario y la Sala de los Fundadores de ASHOGA para el Centenario de la ciudad de Villa Carlos Paz. Formó parte de la Comisión que solicitó un predio para construir un Monumento en honor a los socios fundadores de ASHOGA. Participó en representación de ASHOGA en el Plan Estratégico de Turismo financiado por el Plan de la Naciones Unidas para el Desarrollo y fue representante de la entidad en el Ente de Promoción Turística de Villa Carlos Paz, CAPTUR. De sus últimas ideas recuerdan la “Fiesta de la Picada”, que recibió el reconocimiento del Consejo de Representantes de la ciudad.

Empresario hotelero gastronómico, durante años manejó el Hotel Libertador. Gerenció la Hostería Hipocampus y finalmente se dedicó a los helados, creó su propia fábrica de helados Venezia y distribuyó franquicias por toda la provincia, hasta que pasó las fronteras hacia el resto del país. Fue un Directivo fundamental de la DAIA, Presidente y miembro activo del Consejo de Administración de la Cooperativa Integral durante años, fundador del Instituto Terciario de Turismo de Villa Carlos Paz, ISAUI, donde apasionado por la actividad turística dio clases durante años, hasta su jubilación. Comprometido con el Colegio de Arquitectos y la Filial propuso cambios en el Código de Edificación indispensable para que muchos hoteles puedan “aggiornarse” a los nuevos tiempos.

En un sentido comunicado expresan: “Despedimos a un gran dirigente pero sobre todo despedimos a un amigo. Hasta siempre Alberto, buen viaje. Acompañamos a sus hijos y nietos en este difícil momento”.